El amor a nuestro trabajo, y el afán por mejorar nuestra oferta en todos los sentidos, nos lleva a la búsqueda de formas de trabajo que nos inspiren y nos hagan avanzar, así surge la idea de crear la Fábrica de sabores de Grupo Rex.

Un lugar donde dejar volar nuestra imaginación, donde investigar, probar, experimentar, y sobre todo, disfrutar haciendo todo esto. Pero, si queríamos hacerlo bien, necesitábamos a alguien que nos inspirase y nos condujese por el mejor camino. Para perfeccionar nuestras técnicas culinarias, nuestros sabores, nuestros platos, y así, continuar ofreciendo una cocina autóctona y de calidad.

¿Y a quién íbamos a llamar? A Miquel Ruiz, para nosotros el mejor cocinero de Valencia. No sabíamos si aceptaría venir a inspirarnos, pero como en las mejores historias de Amor, dijo SÍ.

Gracias Miquel, por tu incalculable aportación!